Etapas de Formación

POSTULANTADO

Esta es una etapa para que el formando asuma con realismo su historia, ofreciéndole una ayuda adecuada basada en un  sano humanismo y una espiritualidad transformante, mediatizada por el acompañamiento personal y personalizante. Se continúa en esta etapa el discernimiento vocacional para el estilo de vida teresiano-sanjuanista.

FILOSOFADO

En  esta etapa se continúa la profundización e integración de los valores humanos, vocacionales y académicos, en vistas a una maduración y mejor vivencia de la vocación carmelitano-teresiana.

Noviciado

En  esta etapa el  formando es acompañado hacia una experiencia profunda de Jesucristo, para  que, libre, consciente y responsablemente, pueda consagrarse a Dios Santísima Trinidad, en el Carmelo Teresiano en pobreza, castidad y  obediencia.

Teologado

 

En  esta etapa se desarrollan, profundizan y consolidan los fundamentos de la vida religiosa, y carmelitana, para que el formando alcance la  madurez  humana, espiritual, intelectual y pastoral requeridas y llegue a realizar su consagración definitiva como carmelita teresiano.