Panajachel, 17 de diciembre de 2018

¡Amor para todos, odio para nadie!

En el año 1966 se dio principio a la organización de una Cooperativa con 26 personas que fueron el fundamento de la “Cooperativa Agropecuaria de San Juan de Argueta, responsabilidad limitada”, pagando una cuota de cincuenta céntimos, y una aportación de Q 50.00 como capital social, pagadero en dos años o sea, pagar Q. 2.00 al mes.

De la finca matriz, hacienda de San Juan de Argueta se desmembraron 7 caballerías, con 42 manzanas, 7.345 varas cuadradas equivalente a 3.449 kilómetros cuadrados, por un precio de Q. 134.000, más gastos de los trámites de compras que fueron de Q. 8.000.00, por pago de Alcabala y registros, honorarios del notario que realizó todos los trámites. En 1990 todo fue cancelado al banco por lo que son los asociados, plenos propietarios. Antes de llegar a esta fecha, hubo muchos problemas y muchas dificultades.

A la finca adquirida se le puso el nombre de “Finca Alayo”, por consenso general de todos los asociados. En un principio se denominaba “María Tecún”. La denominación “Finca Alayo”, ha entrado a formar parte de los libros del registro, de los diccionarios geográficos e históricos, lo mismo que de los mapas, etc.

A cada asociado le tocó 66 cuadras y media por el costo de Q. 1.200.00 entre terreno cultivable, el 85 %, y montañoso, y, un sitio para construir su vivienda. Por la construcción uniforme se llamó “Colonia”, “Colonia María Tecún”.

Se construyeron 117 casas para los asociados de paredes de adobe, techo de tejas de barro, piso de ladrillos de barro, con un sitio, incluida la vivienda, de una cuerda, servicio a domicilio de agua, posterior a ello, instalación eléctrica, letrinas. En un año se hicieron todas las casas. Toda la población es de descendencia Maya Quiché. Todos son bilingües. Hablan español y quiché.

Acta No. 17-2018, de la Alcaldía Comunitaria, Colonia María Tecún y Departamento de Sololá, Administración 2.018 “El 27 de febrero del año 2018, reunidos todas las Autoridades de la Colonia, y muchos vecinos de la Colonia María Tecún,… SEGUNDO: El Alcalde Comunitario hizo dos preguntas ¿Si están de acuerdo que nuestra comunidad se cambia de categoría de Colonia a Aldea?  Y la siguiente pregunta ¿Si se mantiene su nombre o se cambia? TERCERO: Por lo anterior el señor Alcalde Comunitario lanzó la pregunta a todos los presentes, primera pregunta: ¿Si están de acuerdo que nuestra comunidad se eleva a categoría de Aldea? Y en respuesta de los vecinos, aprobaron el cambio de categoría de nuestra comunidad en señal de aprobación levantaron la mano por lo que quedó aprobado. La siguiente pregunta ¿si se mantiene su nombre o se cambia?. Se analizó detenidamente  en la cual los vecinos dieron tres respuestas que son las siguientes: Aldea Alayo María Tecún, Sololá; propuesta dos Aldea María Tecún Alayo, Sololá y tercera propuesta Aldea María Tecún, Sololá; de estas  propuestas el señor Acalde dejó un tiempo de cinco minutos para analizar y definir el nombre a través de votos, en la cual se sometió a la votación al final la mayoría por segunda propuesta por lo que el nombre quedará de la siguiente manera: “Aldea María Tecún  Alayo”.

Remitir copia certificada al Instituto Nacional de Estadística –INE-, y al Instituto Geográfico Nacional para su conocimiento y de su registro respectivo. El presente acuerdo cobra vigencia inmediatamente”.

QUINTO: Intervención del señor Alcalde Municipal Andrés Lizandro Iboy Chiroy ante la comunidad en donde ratifica y confirma que la comunidad  queda oficialmente declarada con el nombre de ALDEA MARIA TECUN ALAYO, del municipio y departamento de Sololá. Y, para enviar a donde corresponde extiendo, sello y firmo la presente certificación, en la Aldea María Tecún Alayo, del municipio y departamento de Sololá, a veintiún días del mes de julio del año dos mil dieciocho.

¿QUIEN ES EL PADRE ALAYO? P. Alfonso Alayogoikoa Asuaga. Nació en Larrabetzua en 1930. Presbítero Carmelita Descalzo de la Provincia de San Joaquín de Navarra, España. Sirvió en Guatemala del 20 de septiembre 1960 al 13 de julio de 1981. Decía…”la necesidad de formar a otros, me hizo autoformarme”.  Jesús María Sarasa. (Publicidad gratis)